Protesta pacífica, abusos policiales... revolución

Una protesta pacífica, espontánea y justificada por el avance de la esfera privada sobre la pública fue el detonante para que la policía mostrara una vez más sus dotes represores.

Elementos uniformados y bien cubiertos de pies a cabeza, la mayoría con escudos pero algunos con armas letales, someten o simplemente golpean a hombres y mujeres que salen a las calles para decir que no están de acuerdo con la forma en que sus autoridades toman decisiones.

En 'tiempo real' las redes sociales en internet se inundan con fotos, videos y vines de choques directos en los que los instrumentos para mantener el orden público arrasan con la débil y desogranizada resistencia.

Aunque pierden territorio y casi todos los enfrentamientos pronto ganan fuerza moral: es una victoria ética al mostrar que la comunicación es el instrumento más poderoso de la esfera pública y que aún sin líderes pueden plantar cara al gobierno autoritario, pues su mensaje pega y pega con fuerza.

Al ver las imágenes, jóvenes y grandes de la gran ciudad salen para apoyar a sus paisanos y formar una masa libre que exige que la caída del máximo líder político, pues ha demostrado su ignorancia y poca capacidad de resolver conflictos.

Eso en Turquía...

En México se anuncia una protesta con un mes de anticipación; ya tuvo un preámbulo marcado por una escaramusa donde los protagonistas son policías mal entrenados y encapuchados que acusan represión ante cualquier avance oficial (algunos estaban en la toma de Rectoría de la UNAM).

Así, la protesta pública (de maestros, SME, encapuchados, campesinos, etc) sigue bajo el control de pequeños grupos que dicen representar a diversas esferas de la sociedad mexicana, mientras las masas siguen con flojera movimientos que despiertan antipatía por sus fines y modos.

Por lo tanto, el reto máximo de la #OpDesobediencia y todo lo relacionado con #MexicoSos será convencer a los grandes públicos sumisos que salir a la calle no es de revoltosos, pues en el fondo me parece que hay demandas suficientes para provocar un incendio... sólo falta una chispa, una de calidad.

Comparte

relevante

Facebook Comments Box