¿Por qué comprar o no dólares?

A mucha gente todavía le hace cosquillas la compra de dólares cuándo baja su precio. Y es que apenas la semana pasada bajó a 12 pesos, lo que significó una baja de 4.92% en el 2013.

Según los especialistas, el precio del billete verde podría bajar hasta 11.50 pesos en las próximas semanas, apoyado por las entradas de capital y por la confianza que empiezan a generar la reformas estructurales, principalmente la iniciativa de la reforma financiera.

Banamex, en su página de internet en su sección de Finanzas, pronostica que el dólar terminará el 2013 en 11.80 pesos, para junio de 2014 lo ve en 12 pesos y para finales de 2014 en 12.20 pesos.

¿Comprar dólares? Todo depende para que se quieren. Si lo ve como una opción de inversión parace no será una alternativa muy viable en el corto plazo. Si hoy comprara dólares, los compraría en 12.15 pesos, con lo que terminaría con una pérdida al cierre del año y casi tablas para finales de 2014.

Pero, ¿hay posibilidad de ganancias? Si las hay, por ejemplo, en los últimos 10 años el dólar observó una ganancia de 27.09%; en el sexenio de Felipe Calderón un avance de 18.88%. En el 2008, en el año de la crisis de las hipotecas de EU, el billete verde observó una ganancia de 27.82%.

Entonces, ¿comprar dólares es negocio? Si es negocio comprar dólares baratos y vender caro, pero las expectativas son de largo plazo o la posibilidad de que suceda una situación extraordinaria, ya sea en México o en la economía de Estados Unidos.

En el corto plazo, en México la situación parece halagadora por las reformas estructurales, y el sólido marco macro económico, pero no se descarta nada. Estados Unidos enfrenta una desaceleración y un complejo problema fiscal y comercial, que le pone una buena cuota de incertidumbre.

En otra óptica, entrar a comprar dólares baratos es una buena opción, si se tiene en planes un viaje a Estados Unidos o incluso a otras partes del mundo donde se aceptan dólares.

La lección es que, cuando se tiene la posibilidad, siempre es bueno tener una cuota de dólares, ya sea para obtener una ganancia o para viajar.

 

 

 

Comparte

relevante

Facebook Comments Box