Lo del más allá es lo más acá

@israolguin

 

En el tema del amor nada está escrito y por el contrario, cada quien le va dando el significado que más le conviene o que mejor le convence a partir de sus propios aciertos y tropiezos. Y es que hace algún tiempo que platicaba con una amiga ella cuestionaba sobre el verdadero amor.

 

En algún momento de la conversación me lanzó una pregunta de tajo. ¿Crees que existan las almas gemelas? Debo reconocer que no supe qué contestar, y terminé por ir a los lugares comunes que hemos escuchado desde siempre.

 

Recuerdo que le mencioné que Erich Fromm refiere que es un error pensar en medias naranjas, puesto que cada individuo es independiente y completo, y más bien como pareja debemos aspirar a ir complementándonos con el otro en ese nuevo universo que como pareja se comparte. Lo dije para salir del paso.

 

Posteriormente, cuando iba hacia casa vino a mi cabeza que en algún momento para un empleo tuve que entrevistar a un chamán que me habló sobre cómo una fuerza suprema, cósmica rige toda nuestra existencia. Y entre otras cosas también mencionó el tema del amor.

 

Este personaje aseguraba que nuestras almas deben venir a esta vida a purificarse, esto se logra enmendando errores del pasado y al mismo tiempo superar pruebas que ayudarán a que esa alma encuentre ese nirvana que de acuerdo con el hinduismo, nos elevará a un estado de felicidad supremo.

 

El amor es una de esas pruebas, aseguraba mi entrevistado. Y por ello, decía, a veces pareciera que encuentras a tu alma gemela y por diferentes motivos, no te puedes quedar a su lado. Él lo resumía de manera muy simple, “En esta vida no te tocaba. Tu alma aún no estaba preparada para ello, muy pocos pueden decir que son afortunados de estar con la persona que aman y ser correspondidos, por esa misma razón”.

 

En aquel momento le cuestioné, si entonces buscar el amor o al ‘amor de tu vida’ era válido, pues su argumento parecía poco alentador. Su respuesta tampoco resultó muy optimista, pues aseguraba que aunque el amor es un sentimiento que mueve al mundo y de ahí la preocupación de la mayoría de la gente por encontrarlo, no significa que tengas suerte de encontrar esa alma gemela que el destino tiene para ti.

 

Ante estos razonamientos metafísicos, lo que recomendaba era no obsesionarse con buscar a esa persona ideal y más bien disfrutar cada momento y cada relación al máximo, pues eso al final te deja satisfecho.

 

Ya no hubo una segunda conversación sobre este tema con mi amiga porque parece que encontró a su ‘alma gemela’, y como el ganón no es mexicano, se la llevó a vivir a su país, así que ya no hubo tiempo de contarle lo que había recordado.

 

Yo sigo cuestionando qué tanta verdad tendrán las palabras que me dijera aquel entrevistado que parecía tan convencido de la teoría que me ‘recetó’, como sea no me ‘clavo en la textura’ y prefiero que la energía fluya como él decía.

 

A través del tiempo me he formado mi propia definición del amor, pero en esta ha quedado fuera el concepto de ‘almas gemelas’, no es algo que me quite el sueño, por el momento, como tampoco el saber que al igual que todos los seres humanos, sólo soy polvo de estrellas.


Comparte

relevante

Facebook Comments Box