¿Los celos son necesarios?

Susana Moraga

¿Los celos son necesarios como el amor y el sexo?

En esta pregunta se centra David M. Buss, investigador y catedrático en Psicología Evolutiva de la Universidad de Texas, para explicar su teoría acerca de por qué los hombres y mujeres celamos a nuestras parejas. 

Buss realizó diversos experimentos, encuestas y entrevistas en 37 países de cinco continentes y se basó en estudios biológicos, psicológicos y antropológicos para determinar que los celos son una estrategia evolutiva de los humanos que al igual que el amor y el sexo nos ha permitido reproducirnos. 

No estaríamos aquí si nuestros antepasados no hubieran sobrevivido a la edad de hielo, a las sequías, así como a los depredadores y plagas que azotaron en algún momento al planeta, dice Buss en su libro The Dangerous Passion donde deshila la investigación. 

Cada uno de nosotros, indica, debe su existencia a las miles de generaciones exitosas que nos antecedieron de las cuales hemos heredado, entre muchas cosas, pasiones ciegas a través de la lucha por la supervivencia y la búsqueda de relaciones. 

Y es aquí donde entran los celos. 

Al realizar las entrevistas, Buss y su equipo de colaboradores preguntaron tanto a hombres como a mujeres:

- Imagine que sostiene una relación amorosa con una persona, o bien recuerde una relación que haya tenido, ¿qué podría alterarlo o angustiarlo más?

A) Descubrir que su pareja está formando un vínculo emocional profundo y de confianza con otra persona. 

B) Descubrir que su pareja está disfrutando de sexo apasionado con otra persona con la que experimenta diversas posiciones sexuales que siempre había soñado.

Buss indica que ambos escenarios resultan preocupantes, sin embargo, detectó que la mayoría de las mujeres entrevistadas en países como Estados Unidos, Japón, Corea y Zimbabwe determinaron que la infidelidad emocional era más perturbadora.

Aquí la balanza se inclinó por el inciso A. Las mujeres celan a sus hombres por mantener una relación estable con otra persona y esto es porque perder a su pareja significa perder la oportunidad de que sus genes pasen a otras generaciones y que sus hijos, si ya los tienen, queden desprotegidos.  

Por su parte la mayoría de los hombres entrevistados determinaron que la infidelidad sexual era más angustiosa. Celan a sus mujeres por el temor de que sus genes no pasen a nuevas generaciones.

Aquí es abrumadora la desconfianza de los hombres sobre la paternidad.

"Un hombre cornudo arriesga años invirtiendo, o incluso décadas, en los hijos de otro hombre", dice Buss, algo que agobia al sexo masculino.

Indica entonces que los hombres y mujeres que han sido celosos con sus parejas han tenido más probabilidades de reproducirse.

"Los celos son necesarios debido a la amenaza real de la traición sexual. En un mundo peligroso donde los rivales acechan (...) y la infidelidad amenaza con destruir lo que podría haber sido un amor de por vida, sería sorprendente si la evolución no hubieran forjado elaboradas defensas para detectar y defenderse de estas amenazas", cita Buss. 

Sin embargo, los celos pueden llevar a desarrollar emociones irracionales que han causado incluso la muerte.

Hay otros autores y otras teorías sobre los celos y cómo afectan a las relaciones, esta que comparto es sólo una. Después veremos qué dice Buss sobre los celos y los feminicidios. 


¿Por qué es mejor cumplir 30 que 20 años?

Primeras damas, ¿nos preocupamos sólo por su imagen o no?

Olvidarse del pasado reciente

¿Cómo ser mejor sin morir en el intento?

Comparte

relevante

Facebook Comments Box